Le quieren desalojar su casita a una familia y son los legítimos propietarios.


En el predio viven 6 personas, dos de ellas son discapacitadas y algunos menores de edad.

El domicilio se encuentra en Santa Ana de los Guácaras y según el damnificado de apellido Cañete posee el terreno y su casita desde hace más de 60 años siendo la misma heredenciada generación tras generación.

Cañete tiene pruebas que comprueba que el terreno pertenece a su familia y que su tatarabuelo, abuelo, padre y de su padre a el, su casita y el terreno son legítimamente suyos.

 SiempreCorrientes en dialogó con el doctor Mario F. Espíndola abogado defensor de la familia manifestó lo siguiente.

“Hace 60 años pagan impuestos el terreno tenía una parte lateral donde entraban caballos a pastar, un día mi defendido le dijo al propietario de los caballos que los retirará dado que los equinos ingresaban a su terreno y causaban destrozos”.

“El ciudadano denunció ante la Comisaría de Santa Ana y luego la Correccional Nº 1 iniciaron una causa”.

“Para entonces mi defendido no tenía conocimiento de que se le había iniciado un procesamiento y tampoco tuvo oportunidad de defenderse por que de manera inesperada la justicia otorgó a la policía una orden desalojo”.

“El procesamiento se apelo mal, la jueza ordenó el desalojo el día 17 de octubre y ese mismo día tome conocimiento del caso dado que el señor Cañete se presentó en mi oficina a comentarme su caso”.

“Inmediatamente acudo al juzgado, miró el expediente y me encuentro con barbaridades”.

“Estamos en presencia de una estafa, la brema no existe en catastro, y la posesión no esta aprobada”.

“Lo que están intentando desalojar es ilegal mi cliente tiene todas las documentaciones”.

“La defensa la tome el día viernes cuando me enteré que el día jueves intentaron desalojarlo”.

“La familia se llevó una gran sorpresa ese día por que se enteró que había una orden de desalojo, pero no pudo concretarse por motivos extraprocesales”.

“Hay 4 o 5 chicos, mi defendido tiene su domicilio hasta en su DNI, no consta en el expediente a que se dedica la persona denunciante pero viviría también en Santa Ana”.

“El día lunes presentaré un escrito donde denunció la estafa procesal porque es un engaño que se le hizo al juez o jueza”.

“A su vez se hizo una falsificación ideológica de documentación pública lastimosamente si alguien hizo mal su como deber tengo que denunciarlo y llevarlo ante la justicia, yo no puedo ser cómplice de la injusticia”.


“Hay documentación que acredita que su tío le cedió a mi defendido las tierras, pero por circunstancias procesales mi defendido no pudo defenderse de la injusta imputación”.

“La mensura de la familia Cañete es del año 2007 tiene aprobado y hasta cuando le cede a mi defendido”.

“No le dieron lugar a la presentación de su defensa, lamentablemente en el país la justicia es lenta con suerte el miércoles o jueves me dan una respuesta por si o por no”.








Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.