Esta es la ruta que siguió tu moto cuando te la robaron. ZONA SUR.


(Uno de los tantos lugares donde la Policía local encontró numerosas partes de motocicletas).

Bandas criminales trasladan los rodados hasta domicilios, almacenes, donde desmontan y guardan pieza por pieza las partes de las motocicletas robadas.

En Corrientes desaparecen cada día alrededor de 5 motos. Los propietarios regresan al lugar en el que las habían dejado aparcadas y ya no están. 

Ladrones sustrajeron alrededor de 1.300 motocicletas durante el 2018.

¿Como roban?


Generalmente "la banda" funciona entre "cuatro" o casualmente "dos" personas al momento de perpetrar un robo, uno tiene en su poder el denominado "Chupete" (herramienta de fabricación casera que permite forzar el encendido y destrabar el volante de la motocicleta) o simplemente tras romper los plásticos de la motocicleta uniendo tan solo dos cables logra colocar en funcionamiento a la misma.

Así mismo otra actúa de "campana" en una esquina o en caso de contar con otra "motocicleta" abre camino indicándole a su cómplice los lugares por donde es seguro trasladar el rodado, un tercero cumple exactamente la misma función pero este se encarga de observar específicamente el trabajo que hace la "policía" posterior al robo.

Para la sustracción de motocicletas no hay horario, y mayormente se desencadenan en la zona sur de la ciudad dado que es el punto ideal para escapar y hacer "desaparecer" u "enfriar" rápidamente una motocicleta debido a las escasas tareas de prevención.

Las rutas de las motocicletas robadas


Las organizaciones desmontan pieza a pieza las motos robadas y las guardan cuidadosamente en almacenes clandestinos conocidos como "desarmaderos".

Las guardan en destinos distintos: pero utilizan calles destacadas para movilizarse como ser; Cabo de Hornos continúa (Ricardo Gutierrez), Alta Gracia, Mocoretá, y Río Miriñay, son calles que desembocan en el barrio Río Paraná.


Las motos sustraídas son utilizadas para cometer otros delitos como ser "arrebatos", también los repuestos son vendidos en el mercado negro y si esta muy bien cuidada la motocicleta es vendida por un valor oscilante entre los $7.000 y $15.000 pesos.

A menudo, las utilizan "para atracar o dar tirones" y después las abandonan en descampados donde finalmente son encontradas por la policía. Detrás de la mayoría de 'reapariciones' suelen estar estos últimos cacos, que tampoco centran el interés en el Código Penal y difícilmente logran permanecer por mucho tiempo en la cárcel. 

Si las motocicletas son sustraídas en la zona ESTE de la ciudad, las calles alternativas que utilizan las bandas que operan en la ciudad son Los Charrúas, Mocoretá y la ex Coca-Cola calles que tienen un largo extendido y que se comunican entre distintos barrios dando como terminación en el bajo Río Paraná.



Aconsejamos a los motoristas


Instalar sistemas GPS, aparcar en zonas iluminadas y, siempre que el bolsillo lo permita, estacionar la motocicleta en un estacionamiento controlado. 

Recordemos que actualmente una motocicleta 0 kilómetro de 110 cilindradas cuesta entre $20.000 y $30.000 pesos.




Partes de distintas motocicletas durante allanamientos realizados por la Policía de Corrientes.



Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.