Amenazó con arrojarse sobre cables de alta tensión en confuso episodio laboral.








Un hombre de unos 34 años de edad amenazó con arrojarse a cables de alta tensión en un confuso episodio relacionado con un conflicto laboral.

El hecho ocurrió en el barrio Progreso.

El ciudadano, cuyas iniciales son F.M. trabajaba en un taller metalúrgico, y –según denunció- tras sufrir un accidente le informaron que no lo iban a tener más en cuenta.

Desesperado, pidió ser reintegrado y en medio de la discusión con los dueños del lugar, amenazó con arrojarse sobre unos cables de alta tensión.

La situación ameritó la presencia de efectivos de la Policía, de los Bomberos y una ambulancia.

Vecinos denunciaron que el lugar sería clandestino y que a diario muchas personas concurren a trabajar.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.