Quejas y malestar contra la DPEC por reiterados cortes de energía.


La interrupción del suministro eléctrico genera trastornos en los vecinos de numerosas zonas de la ciudad. En otras hay baja tensión. (No es normal que en está época del año siempre se corte el suministro eléctrico). A pesar de que el vecino abona hasta $8.000 pesos la boleta.

Desde hace al menos diez años los veranos se convirtieron en sinónimo de falta de energía en Corrientes. 

Basta que el calor se haga sentir para que los vecinos de distintos barrios de la ciudad se queden sin el servicio. 

Pero las proyecciones se presentan más negativas ya que lejos de revertir esta situación, la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) realiza cortes perjudicando al vecino Correntino.

 En algunas zonas del barrio San Antonio Oeste desde la semana pasada sufren cortes todos los días a partir de las 13:00 horas.

“Durante las horas de más calor estamos sin luz, llamamos a la DPEC y nos dijeron que iban a venir al barrio pero hasta ahora brillan por su ausencia”, comento una vecina. 

En el barrio Libertad los cortes son intermitentes y en el Villa Raquel, San Antonio Oeste y Doctor Nicolini la baja tensión dañó innumerables electrodomésticos. 

“La tensión es tan baja que se queman los electrodomésticos, además no podemos prender el aire acondicionado y hay veces que ni siquiera alcanza para prender el ventilador”, comentó un vecino.

En las redes sociales las quejas se multiplican y aseguran que los llamados a la DPEC no son atendidos. 
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario