9 de Julio: Un hombre de 53 años y su caballo perdieron la vida tras ser electrocutados.


Ocurrió mediando las 14:30 horas, cuando un hombre de 53 años identificado como Rafael Antonio Acosta quien se desempeñaba como peón y montaba a caballo en el campo de la familia Gauna del paraje Pirayuí recibió una fuerte descarga eléctrica de un cable de alta tensión que se encontraba a muy baja altura.

A raíz de la descarga eléctrica Rafael Acosta y el equino perdieron la vida en el acto.

Son 7 (siete) las víctimas fatales por electrocución en lo que va del año 2018.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario