La Policía intervino durante un conflicto en el barrio Juan XXIII.



En horas de la siesta-tarde de este sábado, personal policial del Destacamento San Marcos concurrió a un domicilio del barrio Juan XXIII a raíz de un llamado al 911 el cual informaba una discusión familiar.

Al intervenir, los uniformados intentaron calmar la situación, lo cual fue posible minutos más tarde luego de que se retiraran los problemáticos.

Luego de lo ocurrido, todo volvió a la normalidad, al parecer algunos se encontraban en estado de ebriedad lo que llevó a que se produzca la discusión familiar.

Debido a la rápida intervención de la policía el conflicto no pasó a mayores.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario