Boca Unidos empieza a levantar vuelo

Venció a Brown de Puerto Madryn por 2 a 0 en el cierre de la 14º fecha con goles de Diego Sosa y Pablo Vegetti. De esta manera logró este año su segundo triunfo consecutivo y aunque sigue en zona de descenso, el panorama hoy es más alentador.

Se le dio de local a Boca Unidos. Anoche logró el segundo triunfo consecutivo del año, al imponerse a Brown de Puerto Madryn por 2 a 0, con goles de Diego Sosa y Pablo Vegetti en la etapa inicial, en el cierre de la 14º fecha del torneo de la Primera B Nacional de la AFA.

Aunque sigue en la zona roja del descenso, hoy el panorama tiende a esclarecer y, de consolidar el nuevo sistema de juego, sus posibilidades de ir escalando posiciones para salir del fondo de la tabla, serán mayores. El domingo visitará a Brown de Adrogué en esa ciudad del conurbano bonaerense, en otra de las “finales” que se fijó para lograr la permanencia en la categoría.

Es que en la primera parte del campeonato jugado en el 2017, su campaña fue mala, con sólo 7 puntos y este año comenzó sumando 6 unidades en apenas dos encuentros, lo que es coincidente con la conducción técnica de Carlos Mayor, quien le cambió la cara al equipo. De aquel, temeroso, a éste, más ambicioso, y si bien es cierto que todavía faltan ajustar detalles para lograr un funcionamiento colectivo más homogéneo, se nota que el equipo va encontrando la sintonía que le inculca el nuevo cuerpo técnico. Anoche, Boca Unidos salió decidido a hacerle sentir a Brown que estaba jugando de visitante. Lo presionó bien arriba y con ataques profundos fue quebrando el dispositivo defensivo de su oponente, generando situaciones de gol.




A los 8’ Gonzalo Ríos no pudo definir un centro desde la izquierda y su tiro de zurda, en clara posición para convertir, fue contenido por el arquero. Y la presión dio sus frutos a los 14’ cuando Germán Herrera filtró un pase para el pique de Diego Sosa quien entró al área y “fusiló” a Sebastián Giovini, poniendo en ventaja a Boca Unidos.
A Brown le costaba tomar contacto con la pelota y sus esporádicas acciones en ofensiva encontraron a una firme defensa. A los 16’, de nuevo Gonzalo Ríos quedó de frente al arco, pero su remate dio en el cuerpo de Giovini cuando la parcialidad de Boca se aprestaba a festejar el segundo tanto. La velocidad que imprimía de mitad de cancha en adelante, desconcertaba al fondo de Brown, que no podía controlar, sobre todo cuando el juego se volcó hacia el sector derecho de su defensa.
Recién al promediar el primer tiempo, Brown logró zafar de la presión local y con el manejo del zurdo Emanuel Moreno y la presencia de Mateo Acosta, empezó a merodear el arco, bien defendido por Hilario Navarro. Cuando se jugaban 30’ le quedó atrás la pelota a Sosa en otra situación de riesgo para los visitantes y un minuto después, Mateo Acosta cabeceó alto sobre el arco.

Y, se sabe, en el fútbol la suerte también juega. A los 4’ Mateo Acosta cabeceó conectando un tiro de esquina y la pelota rebotó en el poste, con Hilario ya vencido, se salvó Boca Unidos y tres minutos más tarde el equipo correntino anotó el segundo gol. De nuevo marcó bien arriba, Gonzalo Ríos quitó la pelota a Pruzzo y entregó en el área para que Pablo Vegetti anote el segundo gol ante la algarabía del público local. En el segundo tiempo, Brown salió más decidido, estaba dos tantos abajo y necesitaba descontar, adelantó sus líneas, y dispuso de un par de situaciones que fueron conjuradas por Hilario Navarro (media vuelta de moreno y remate de Mateo Acosta).

Fueron los momentos en los que Brown hizo circular bien la pelota con Moreno y el ingresado Leandro Puig, haciendo trabajar seguido a la defensa de Boca Unidos. Sin embargo, rápido de reflejos, Mayor dispuso el ingreso de Osmar Ferreyra en lugar de Ríos, con la idea de “tener” la pelota que hasta entonces había sido del rival en la segunda etapa. Además, sorprendió con algunas llegadas sorpresivas de Diego Sánchez Paredes que llevaron peligro al arco defendido por Sebastián Giovini.

Así, a los 16’ Ferreyra abrió para Diego Sosa quien de aire la bajó de primera para la entrada de Sánchez Paredes que se perfiló en el área, pero su tiro salió apenas ancho. Enseguida, el mismo Sánchez Paredes quitó en la zona media y avanzó eludiendo rivales y dentro del área remató luego de un rebote, el arquero tapó con los pies, mientras el público aplaudía la jugada.
Después ingresó Mauricio Carrasco y salió Herrera, dedicándose a tener la pelota ante un Brown que insistió con el juego aéreo para Acosta, pero Boca aguantó bien y terminó festejando la segunda victoria del año -en dos presentaciones-, lo que hace renacer las esperanzas.

época
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario