Volvió a bajar el nivel del Paraná, llegó a 6,50 metros y sale del alerta tras varios días

La altura del río siguió en descenso ayer y parece comenzar a normalizarse, luego de la crecida que sufrió en las últimas semanas. Hay cierto alivio en las zonas costeras aunque
aún hay familias con dificultades en sus casas.



El río Paraná volvió a descender levemente ayer siguiendo la tendencia de los últimos dos días y finalmente abandonó el nivel de alerta que mantuvo durante varias jornadas. Es así que, de acuerdo a las mediciones que realiza la Prefectura Naval Argentina, el agua en el puerto de Corrientes marcó para el mediodía 6,50 metros.
De esta manera, el río se encontraba ayer en el nivel límite de alerta, aunque con una tendencia de bajada que continuaría en los próximos días, según estiman los especialistas. Por el momento, según los registros oficiales, puede considerarse al Paraná en un nivel de alerta baja.

La bajante del río trae algo de alivio a muchas familias que fueron y siguen siendo afectadas por la crecida en los últimos diez días.
La situación más complicada se da todavía en muchas zonas ribereñas capitalinas, en barrios como el Itatí, Quinta Ferré, Caridi, La Tosquera, entre varios otros.
Son varias las decenas de familias que se encontraban en alerta por el nivel del río, además de algunas que decidieron autoevacuarse, abandonando sus hogares y trasladándose a la casa de algún familiar o conocido ante el temor de que el agua ingrese. Otros en cambio, a pesar de tener dificultades por la crecida, decidieron quedarse por temor a que les roben sus pertenencias.
Con agua dentro de las casas o muy cerca de ellas, la preocupación en los sectores costeros se mantiene, aunque ahora con mejores perspectivas con las previsiones que marcan que en los próximos días el nivel del Paraná seguirá bajando. Más allá de esto, algunos especialistas advierten que la problemática podría repetirse y extenderse hasta marzo o abril en esta parte del país.
Vale mencionar que los 6,63 metros alcanzados el sábado pasado es el registro más alto de los últimos doce meses.
Tomando en cuenta el periodo desde febrero de 2017 hasta ahora, la mayor altura a la que había llegado el Paraná fue de 6,16, en junio de 2017, cuando también causó complicaciones en los barrios costeros, con casillas a las que le llegó el agua.

El dato

El pico de la creciente de esta semana fue de 6,63 metros, que se registró el sábado. Esta es la marca más alta de los últimos 12 meses en la ciudad y generó complicaciones a los barrios costeros.

El litoral
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario