Una mujer policía se disparó en la cabeza, fue trasladada al Hospital pero lamentablemente falleció.



El trágico hecho sucedió en una vivienda ubicada por la calle Sicilia al 5000 del barrio Apipé, la mujer cabo de la Policía de Corrientes se efectuó un disparo en la cabeza con el arma reglamentaria.

Fue trasladada en grave estado al Hospital Escuela pero pese al gran esfuerzo realizado por los facultativos lamentablemente falleció.

La mujer de apellido Zalazan desempeñaba sus funciones en el GRUPO GRIM 4.

Según trascendió habría tomado la drástica decisión de quitarse la vida por problemas en el índole familiar.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario