Preocupación en zona rural por robo de vacas



En la estancia Mochi Cué, ubicada entre Santa Ana y San Luis del Palmar, cuatreros se llevaron 20 vacas, la mayoría de ellas preñadas. El hecho ocurrió el martes pasado tras una copiosa lluvia caída en la zona que hizo que el ingreso a la estancia se dificulte. Esto motivó que ni siquiera los dueños pudieran acceder para controlar el ganado.

Guardar


El administrador del lugar contó a época que cuando realizaron el conteo de vacas, observaron el faltante de 20 animales. Anteriormente, personas desconocidas se habían llevado dos terneros.
En las inmediaciones encontraron alambres cortados, por donde habrían salido los cuatreros. En el campo vecino se halló una vaca faenada.
Además de pedir que el robo se resuelva, los damnificados solicitaron que el camino de tierra se termine de enripiar, ya que esa mejora vial solo cubre actualmente una pequeña parte del sendero. “No se pueden esfumar las vacas sin que nadie sepa nada” dijo a este medio.
A poco de una semana del robo, la Policía no cuenta con datos certeros de los posibles autores del robo.
“Se ve poco a los efectivos por el campo, y no tenemos respuestas acerca del hurto de las vacas. Ni siquiera los pobladores pudieron ayudar con alguna pista para saber a dónde se llevaron los animales” se lamentó el administrador.

**

Transportaban
animales faenados

En inmediaciones de las rutas provinciales Nº129 y 25, personal policial ubicado en el puesto caminero, tras una persecución, logró la demora de una camioneta que al ver la presencia de los efectivos evadió el control.
Uniformados de la Unidad Especial de Seguridad Rural y Ecológica de Monte Caseros dieron persecución a una Toyota Hilux y comunicaron de lo sucedido a las demás dependencias policiales y móviles en circulación.
Fue entonces que el seguimiento concluyó en la intersección de las calles 9 de Julio y España de esa localidad.
Los ocupantes del rodado resultaron ser un hombre de 29 años que viajaba acompañado por una mujer de 38 y otro muchacho de 27.
Los uniformados procedieron a la inspección correspondiente y hallaron en la cajuela de la camioneta un carpincho faenado y cuatro vizcachas sin cuerear.
Además, secuestraron dos cuchillos con chaira y armas de fuego con sus respectivas vainas.
Las personas demoradas, fueron puestas a disposición de la justicia.
En la comisaría local, investigan la procedencia de los animales muertos.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario