Policías chaqueños habrían mantenido relaciones: uno de ellos terminó internado



A primera hora del sábado pasado, ocurrió en la capital del Chaco un hecho de gran impacto en la comunidad, que marcará la historia de la Policía de la provincia.

Se trata de un episodio protagonizado por Andrés y Gabriel. ¿Pareja? No se sabe, y si lo fuera, no sería cuestionable en una sociedad donde el matrimonio igualitario está aceptado por la Ley 26.618, sancionada en 2010. Sí cabe objetar los pormenores de este hecho, que no van en línea con el “fundamento institucional” que se apoya en normas y reglamentos que actualmente rigen para el personal policial del Chaco, según hace poco lo indicaba en un memorando el jefe de la fuerza, Ariel Acuña, cuando tomó medidas por los tatuajes en los cuerpos de los uniformados.

Este caso puntual tuvo lugar el sábado 20 a las 12.40 cuando el móvil PT. 183 de la Comisaría Tercera de Resistencia tuvo que trasladar a un colega hasta el Hospital Perrando. El cabo primero de la Policía del Chaco, A Abalos, con domicilio en la calle Gardel, estaba descompensado.

La doctora que lo atendió le diagnosticó “Intoxicación alcohólica” y “desgarre anal”, lo cual puso en alerta a la institución policial.

La investigación que inició la Supervisión de la Zona XXIV Metropolitana recibió el dato de que habría tenido relaciones sexuales con el cabo primero G. Bertini.

Fuente. Nova


Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario