Los dos niños correntinos asesinados en Brasil fueron embriagados y apuñalados.


Fuente: https://noticias.uol.com.br/cotidiano/ultimas-noticias/2018/01/08/criancas-mortas-em-ritual-de-magia-negra-no-rs-estavam-embriagadas-e-levaram-golpes-de-faca-diz-policia.htm

La Policía Civil de Brasil afirmó que los dos niños correntinos de 8 y 12 años asesinados en un supuesto ritual de magia negra en Río Grande fueron embriagados y apuñalados.

Los asesinatos comenzaron a ser investigados en septiembre del año pasado, cuando los cuerpos descuartizados de los dos niños fueron encontrados cerca de una carretera en Novo Hamburgo, región del Valle de los Sinos - a 50 kilómetros de Porto Alegre.

La policía comenzó a investigar el caso y en diciembre arrestó a cuatro personas: un sospechoso de haber participado en los homicidios de los niños, un hombre acusado de ser el líder de una supuesta secta satánica y dos hombres que habrían pedido un ritual a la supuesta secta para tener éxito en el mercado inmobiliario. Otros tres sospechosos están prófugos entre ellos un Argentino.

Un testigo considerado clave por la policía dijo que los niños -un niño de 8 años y una niña de 12 años- fueron muertos en ese ritual. El sospechoso de ser el líder de la supuesta secta, por su parte, dijo que nunca se involucró en sacrificios humanos. Los otros tres presos también niegan la participación en el crimen.

Según el delegado Moacir Fermino, de la 2ª Comisaría de Homicidios de Novo Hamburgo, en la sangre de uno de los niños se encontró una alta dosificación alcohólica: 5,2 mg por litro de sangre.

Para tener idea, un adulto ya es considerado alcoholizado por el código de tránsito de Brasil con 0,33 mg de alcohol por litro de sangre.

El principal testigo del caso dijo haber presenciado el ritual, que ocurrió en un supuesto templo en el interior de la ciudad de Gravataí, en la región metropolitana de Porto Alegre. Habría reportado que los niños fueron apuñalados en la ceremonia. Según la policía, las informaciones dadas por ese testigo estaban de acuerdo con el laudo de las pericias, que encontró heridas de armas cortantes en los cuerpos, además de la presencia de alcohol. Debido a su importancia en el caso, el testigo debe ser incluido en un programa de protección.

Los expertos descubrieron aún marcas en el cuerpo de la niña que indican que ella intentó luchar contra sus agresores. Pero no está claro si esto ocurrió antes del ritual (posiblemente en el momento en que fue capturada) o en el momento en que iba a ser mutilada por estos sujetos.

Una de las hipótesis de la policía es que las víctimas estaban desacordadas debido al alcohol en el momento de los asesinatos. "Tenemos la portada que él (supuestamente líder de la secta) usaba en el ritual, tenemos un testigo que cuenta como fue, ella dijo que el brujo hablaba una lengua extraña, creemos que era arameo", afirmó el delegado Fermino.

El policía afirmó también que investigará supuestos indicios de que los sospechosos hayan consumido carne del cuerpo de una de las víctimas.

Sin embargo, aún no es posible afirmar si el supuesto canibalismo ocurrió o no. "Fue un crimen bárbaro, cruel", afirmó el delegado.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario