La Policía de Brasil, pide atención a las fronteras sobre posible fuga de los sospechosos del ritual.


Gentileza: Diário da Fronteira - Brasil.

La Policía civil de nuevo Hamburgo ha emitido una alerta a las ciudades fronterizas sobre la posibilidad de fuga de los tres sospechosos del grave crimen ocurrido en Río Grande en los últimos meses.

Según el delegado Rogério Baggio de la Comisaría 1 ª de homicidios de nuevo Hamburgo, los datos de los fugitivos fueron alrededor a la interpol y están incluidos en el registro de fugitivos de la policía.

También ha informado de que la policía internacional está cruzando los datos que señalarán los últimos lugares a los que han viajado en los últimos tiempos. Entre los fugitivos, se encuentra un argentino, oriundo de la provincia de Misiones, con pasajes por la policía y relaciones con personas residentes en la Provincia de Corrientes.

Los fugitivos son sospechosos de participar en el asesinato de dos niños, aún sin identificar, muertos en un ritual de magia negra.

En total, siete personas fueron señaladas por la policía como posibles autores, cuatro están detenidos.

Los investigadores llegaron a los sospechosos - el "Brujo" y seis discípulos tras una minuciosa investigación.

Según la investigación, Silvio Fernandes Rodrigues, de 44 años, que se llama "Brujo" y maestro fue quien dirigió el ritual.

Habría sido su mando, que los otros seis involucrados mataron a los niños. También fue arrestado, JAIR DA SILVA, empresario y residente de nuevo Hamburgo, señalado como "Cliente", es decir, habría encargado el supuesto ritual de prosperidad después de haber sido presentado por su socio, Paulo Ademir Norbert Da Silva, que está prófugo.

Los $ 25 pagados a la vista al brujo habrían sido divididos por el doble - que a pesar del apellido en común, no tienen parentesco. Actúan en el mercado inmobiliario, la reventa de coches y el comercio de sandías.

Dos hijos de Jair habrían participado en el ritual: Andrei Jorge Da Silva, que está arrestado, y ANDERSON DA SILVA, que es intensamente buscado.

Había pistas de que Anderson y Pablo estaban en "Limón", pero cuando la policía llegó a la escena la semana pasada, se habían fugado.

 Marcio Miranda Brustolin, que fue detenido el 5 de enero, también habría participado en el ritual.

Sería un discípulo del brujo. El último buscado es un argentino identificado como Jorge Adrian Alves. Casado con una brasileña y después de haber vivido en otros estados, estaría viviendo en nuevo Hamburgo y trabajando para los empresarios.

El extranjero habría sido encargado por los socios gauchos de traer a dos niños para ser sacrificados.

El delegado baggio no confirma el origen de los niños y dice que la policía busca identificarlos, hasta el momento solo tienen conocimiento de que serían correntinos.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario