Barrio La Tosquera: SiempreCorrientes recorrió las zonas afectadas.











La situación de postergación que se advierte en el barrio Río Paraná y sobre todo en la zona de La Tosquera es una muestra de lo que sucede en varios otros sectores capitalinos. 

Sobresalen las dificultades en materia de servicios básicos y la falta de condiciones mínimas de calidad de vida. Lo cierto es que, esta realidad se recrudece en la parte más baja, cercana al río. 

SiempreCorrientes recorrió la zona costera, donde las carencias se hacen aún más visibles que en la parte alta del barrio. 

Allí, en una de las bajadas de lanchas de La Tosquera, los reclamos vecinales se profundizan con pedidos de iluminación, arreglo del acceso, limpieza; pero también asistencia alimentaria y otras cuestiones para cubrir las necesidades más básicas. 

Vivir en la costa del río representa para muchas familias, en cierto modo una posibilidad laboral a través de la ladrillería y la pesca pero, sobre todo, convivir constantemente con la angustia del nivel del Paraná. “Tiro desinfectante pero siguen apareciendo víboras y muchos bichos”, relató angustiada otra vecina. 

“Hay mucha necesidad acá”, resumió Luisa y relató: “Hace poco nos dieron una bolsita con fideo, arroz, polenta, leche, picadillo pero no alcanza”.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario