Tres policías detenidos sospechados de robos y estafas.


Uno de ellos sería miembro de una “asociación ilícita” comprometida en casos de defraudación con “tarjetas clonadas”. Así habrían obtenido dos millones de pesos. Y los demás cayeron mientras sustraían partes de vehículos secuestrados en un depósito judicial.

Otro aparece bajo sospechas de formar parte de una asociación ilícita que habría conseguido obtener alrededor de dos millones de pesos mediante compras y vaciamiento de cajas de ahorro, con tarjetas de crédito y débito “clonadas”. Los dos restantes fueron “pillados” ayer en pleno desguace y sustracción de autopartes de vehículos secuestrados en un depósito judicial, en las afueras de la localidad de Santa Ana.

Se suman seis los funcionarios policiales involucrados en episodios graves conocidos en los últimos diez días, ya que antes resultó apresado un cabo primero acusado de hurto de ganado en el departamento de Curuzú Cuatiá; un suboficial sindicado como vendedor de cocaína cayó en la localidad de Esquina y otro efectivo, mencionado como presunto autor del abuso sexual de una adolescente de 14 años, finalizó demorado en Goya.

La banda criminal que cometió estafas a granel y perjudicó a decenas de personas con la metodología de tarjetas “clonadas” o “truchas” tendría como integrante a un sargento en actividad.

Este policía quedó contra las cuerdas a partir de una investigación disparada a fines del mes de septiembre, que cobró mayor fuerza a principios de este mes cuando tres jóvenes resultaron demorados en el shopping capitalino, mientras hacían compras por más de 30 mil pesos con uso de cuentas de terceros.

El viernes 6, ante esos episodios y denuncias recurrentes, se produjo el allanamiento en una casa del barrio Santa María donde detuvieron a dos jóvenes que serían parte de igual red de estafadores. Allí incautaron cerca de 400 mil pesos, computadoras y otros elementos de interés. Sin embargo, lo más grave sucedió en las últimas horas al ser apresado el sargento Marcelo A., quien ahora está encerrado en la Unidad Especial de Bomberos mientras prosigue la investigación que podría llegar mucho más lejos.
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario