El chamamé de luto por la muerte de Pocho Roch, uno de sus máximos referentes




Los restos de Gonzalo del Corazón de Jesús Roch son velados desde ayer en el Teatro Oficial Juan de Vera. Hoy a las 8 monseñor Stanovnik realizará un responso.




Luego de varias semanas internado en grave estado, falleció ayer Gonzalo del Corazón de Jesús Roch, “Pocho Roch”, uno de los íconos de la música litoraleña. El músico, cantante y compositor tenía 78 años y una prolífica carrera en la que compuso más de 2 mil obras, muchas de ellas grandes clásicos como “Pueblero de allá ité” y “Taipero Poriahú”. Sus restos son velados en el Teatro Oficial Juan de Vera, donde ayer, al cierre de esta edición, sus colegas y amigos chamameceros ofrecían una despedida musical. Hoy habrá un responso a cargo de monseñor Stanovnik.
Pocho Roch nació el 15 de abril de 1939 en Itatí y durante sus primeros ocho años vivió en el paraje Yacarey, donde aprendió el idioma “ava ñeé”, lo que lo llevó a interesarse por la cultura guaraní Correntina.
“Su inclinación musical le inundó el alma desde niño, junto con su abuelo catalán que ejecutaba el piano y el órgano de la Basílica de Nuestra Señora de Itatí. No caben dudas de que la vida de Pocho estaba signada por la música. Ejecutante de guitarra, acordeón de dos hileras, teclados y cantor, ha desarrollado una permanente actividad artística desde sus años juveniles”, relata una publicación realizada ayer por Cultura Sur Corrientes. La nota continúa diciendo que fue un “inspirado compositor, desde su famoso tema ‘Maleta Tuichá’, a los 16 años, no dejó de ofrecer su mundo musical que traduce las mil vivencias de los parajes queridos y de su gente. Primero compuso con versos de Marily Morales Segovia y ‘Cacho’ González Vedoya, para entregar una serie de composiciones que dan origen al movimiento denominado ‘Canción Nueva’. Posteriormente, compuso junto con Antonio Tarragó Ros otras obras de gran fuerza expresiva”.
Pocho Roch brilló además por ser dueño de un talento especial para encontrar nuevos sonidos, ensamblando con los instrumentos tradicionales como guitarra criolla y el acordeón típico correntino. Sus arreglos orquestales otorgaron al chamamé una nueva concepción, que conlleva la fusión de lo tradicional con los sonidos electrónicos.
“Fue investigador consecuente de costumbres, tradiciones y de la historia viva del hombre guaraní, de su música y de su religiosidad, Pocho Roch traduce, en versos y melodías, todo el bagaje de una sabiduría obtenida en viajes de investigación y estudio permanente”, recordó Cultura Sur Corrientes.

Ultimo adiós
A los 78 años, Pocho dijo adiós a la vida terrenal luego de varias semanas internado. Sus restos son velados desde la tarde de ayer en el Teatro Oficial Juan de Vera. Por la noche (al cierre de esta edición) sus amigos músicos le rindieron un homenaje. Hoy a las 8, monseñor Andrés Stanovnik rezará un responso, después será la ceremonia de cremación y las cenizas serán depositadas en el cinerario de la iglesia La Cruz.
El litoral
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario