Los comparseros correntinos plantaron la bandera de Capital Nacional del Carnaval





Pocas veces una invitada causó tanto impacto como lo hizo el viernes en el Corsódromo Nolo Alías, la comparsa esquinense Carú Curá. Con divertidas coreografías, un vestuario de lujo y comparseros desbordantes de alegría, “la Verdiblanca” dio una verdadera clínica carnestolenda sobre la avenida de Momo. Las comparsas locales no se quedaron atrás, y a diferencia de lo ocurrido el primer fin de semana, esta vez salieron a la pista con todo su esplendor para plantar así la bandera de Capital Nacional del Carnaval. El sonido volvió a ser uno de los grandes dolores de cabeza de la velada, casi tanto como los problemas de tránsito.
El tiempo, las promociones en la venta de entradas e incluso los cruces entre comparseros, dirigentes, periodistas y organizadores fueron quizás condimentos necesarios para que la noche del viernes sea la mejor desde el inicio de la fiesta de Momo 2017. Aunque no registró un lleno total, el Nolo Alías se vio desbordante de público y tanto las comparsas como las agrupaciones musicales salieron a la pista con más energía que nunca.
Pero no todo fue brillo, ya que hubo varias cuestiones que deslucieron la celebración. El primer punto negativo fue sin dudas el tránsito, ya que quienes intentaron llegar al corsódromo entre las 22 y las 0 debieron soportar esperas de más de una hora, y lo mismo ocurrió a las 6 de la madrugada cuando el grueso del público se disponía a regresar. El asunto es grave, sobre todo si se tiene en cuenta que el corsódromo cumplió cinco años, y hasta ahora nadie pudo solucionar esta cuestión. Actualmente, se habla de la inminente construcción de una autovía. No obstante, se desconoce aún cuantos carnavales más habrá que esperar para ver materializada la promesa.
El sonido volvió a ser el otro punto oscuro de la tercera fecha carnavalera. Los inconvenientes casi no se notaron en las primeras agrupaciones y comparsas, pero promediando la medianoche, las fallas se fueron intensificando y generando verdaderos problemas a quienes desfilaban. Los desperfectos produjeron notables baches entre comparsa y comparsa y esto se tradujo en un fuerte retraso, tanto que Sapucay (última en ingresar), había sido anunciada para las 3.30, pero inauguró su paso una hora más tarde.
Carú Curá
A dos décadas de haber obtenido el título de campeona nacional del carnaval, la comparsa esquínense Carú Curá pisó el Nolo Alías (por segunda vez) y su paso por la avenida fue tan contundente que sirvió para reafirmarla en el título de campeona nacional.
Carú Curá y Yasí Berá son las únicas dos comparsas de la ciudad de Esquina, una localidad en la que el extremo fanatismo carnestolendo obligó a suspender la competencia hace 35 años. Pero aunque no hay campeonas, ambas comparsas se esfuerzan año tras año por superarse y hacer crecer la fiesta de Momo.
Esto último quedó evidenciado el viernes, cuando en el corsódromo capitalino los comparseros del interior sorprendieron con un vestuario impecable que se destacó sobre todo por las piedras y el bordado. Los trajes fueron realizados cuidadosamente atendiendo hasta el más mínimo detalle y los pasistas supieron lucirlos como lo que son, “verdaderas joyas de Momo”.
“Los Misterios de la Humanidad” es el tema que eligió este año Carú Curá y el traje más imponente es sin dudas el de su reina Gloria Rosado. “En mayo comenzamos a idear el traje de la reina”, dijo a El Litoral el diseñador de la comparsa Nicolás Repetto y agregó que originalmente había tres bocetos que finalmente se convirtieron en uno (ver nota completa en la edición del lunes). El profesional contó también que la comparsa a través de su club, financia el 70 por ciento del valor total del vestuario.

La campeona
Imperio Bahiano es la agrupación musical campeona 2016 y tiene como portaestandarte al rey del carnaval Juan José Luque. Con su tema “Los carnavales del mundo” buscó hacer gala de sus títulos y logró una puesta en escena de primer nivel. Los trajes de sus solistas son lujosos y el de Luque es, sin dudas, digno de un rey. Imperio abrió la noche y no tuvo que enfrentar problemas de sonido, como sí le pasó a quienes le siguieron en el orden de ingreso. Fue ordenada, divertida y su show de baterías comenzó con una propuesta novedosa que simuló ser una orquesta de cámara.

Copacabana
“Golondrinas abriendo cielos” es el tema que eligió este año Copacabana, una comparsa que durante las tres noches de desfile no experimentó grandes cambios, es decir que salió casi al 100 por ciento desde el primer día y esto es digno de valorar. Sobre todo hay que tener en cuenta que antes del segundo desfile sufrió la destrucción de sus carrozas por una tormenta, y las reconstruyó en 24 horas sin dejar evidencias del inconveniente. La comparsa del lorito tiene la particularidad de que, además de la gran bastonera (Melisa Gómez) y el portaestandarte (Carlos Molina) cuenta en la apertura con la presencia de una embajadora (Dahiana Brez). Copacabana está creciendo y se nota, sobre todo en lo que hace al vestuario, a las figuras y a los grupos masculinos que viene incorporando desde hace algunos años.

Samba Show
“Los Musicales del Mundo” de Samba Show siguen sin levantar el ánimo de la platea y esto es un punto fundamental para las agrupaciones musicales. Su paso por la avenida es quizás el menos llamativo de la edición 2017. No obstante, an resta la mitad de las fechas de corso para ajustar detalles y ponerse en carrera por el campeonato.

Ara Berá
En el inicio de la velada del viernes, los problemas de sonido no habían generado mayores problemas. Pero esto cambió después de la medianoche y la primera gran perjudicada fue Ara Berá.
Desde que la comparsa del Rayo ingresó a la avenida hasta la zona de palcos, solamente, se escuchó la voz del cantante, mientras que la batería y la banda de sonido parecían no existir. Eso repercutió inmediatamente en la reacción del auditorio porque, como es de público conocimiento, el volumen de la música es fundamental para garantizar el éxito de cualquier fiesta.
Sin embargo, cuando el grupo apertura llegó frente al jurado, el inconveniente comenzó a solucionarse y el Rayo tuvo quizás una de las mejores pasadas de los últimos años.
De principio a fin Ara Berá fue compacta, ordenada y enérgica; en una palabra fue “perfecta”. La reina nacional del carnaval, Agostina Liotti, marcó la diferencia cuando frente al jurado bajó del carro que la trasladaba y sacó a relucir su espíritu comparsero bailando y llamando a las tribunas a sumarse a la “Fiesta gitana” con gritos y aplausos.
La Ara Berá del tercer desfile nada tuvo que ver con el deslucido Rayo que había aparecido durante las dos noches inaugurales. Una de las estrategias utilizadas por la comparsa, para garantizar la intensidad del desfile, fue la repetición reiterada de su popular marcha histórica y sin dudas funcionó.
El Rayo comenzó a desfilar alrededor de las 0.35 y su pasada terminó a la 1.10. Este fue el inicio de las demoras en el cronograma de ingresos.

Kamandukahia
Kamandukahia debía ingresar a la avenida a las 1.10, pero los problemas de sonido volvieron a decir presente, y quizás hayan sido los responsables de que la agrupación tenga una pasada poco feliz. Su desfile comenzó a la 1.47 y los baches entre grupos y solistas fueron evidentes, tanto que enfriaron el paso de la que, semanas atrás se había posicionado entre las mejores del corso. Las estrategias de animación que gustaban al público, esta vez no surtieron efecto. La perla de Kamandukahia sigue siendo (como desde hace tres años) su bastonera Constanza Plano, actual reina del corso.

Arandú Beleza
Casi como una costumbre de Momo, los problemas de sonido volvieron a empañar el desfile de Arandú Beleza que este año presenta “Memorias de una vida”. Su repertorio no es festivo y tampoco pretende serlo, es por eso el paso de la verde y blanca tranquilamente se puede mirar sentado. Aunque denota una gran mejora respecto a años anteriores, el vestuario no es el fuerte de esta comparsa, pero sí se destaca por presentar figuras femeninas de una imponente belleza física. De taco aguja e importante espaldar, “Gero” Aquino, el conocido beauty boy correntino es también una de las figuras de Arandú Beleza y llama la atención por su estilo único y difícil de encasillar o etiquetar.

Cierre con demoras
El ingreso de Samba Total estaba anunciado para las 2.30 de la madrugada del sábado, pero a esa hora las demoras acumuladas ya habían hecho tal desastre que la Aplanadora Musical hizo su aparición a las 3.30 (hora en que debía ingresar Sapucay).
Con un repertorio musical que erizó la piel de los nostálgicos e hizo bailar al público de todas las edades, Samba Total dio al Nolo Alías uno de los mejores momentos en la madrugada del sábado. Desde Los Forasteros hasta Gilda y hasta Los Redonditos de ricota estuvieron presentes en un desfile en el que el animador Héctor Ranalleti dejó en claro que Samba no necesita “pedir nieve” para tenerla.
Luego del paso de la aplanadora, hizo su aparición Sambanda y su “Reino del revés”. Esta agrupación musical logró presentar un repertorio temático infantil pegadizo y muy divertido. Su bastonera de escuela de samba, Rocío Blanco, dio un show interesante.
Cuando el reloj marcaba las 4.40 inició su pasada la campeona 2016 Sapucay. Su ingreso fue menos accidentado que el de sus pares. Antes de continuar, es importante aclarar que (para evitar ser víctima de los problemas de tránsito propios de la desconcentración), este diario se retiró del Nolo Alías cuando la comparsa del Gallo había ingresado en un 50 por ciento aproximadamente y, por lo tanto, la crítica no se realizará de manera total.
Sapucay es imponente, sus diseños son originales y en muchos de ellos queda claro que con un poco de ingenio es posible obtener trajes majestuosos sin invertir tanto dinero. Su paso (al menos en lo que respecta a los primeros bloques), no experimentó diferencias respecto al primer fin de semana. La crítica a esta comparsa vuelve a ser su samba enredo que por ser muy extenso llega a aburrir a las tribunas, pero también a los comparseros que deben hacer un doble esfuerzo para arengar a la tribuna.
Anoche, al cierre de esta edición y con un cielo amenazante, las comparsas y agrupaciones musicales se preparaban para salir a la pista por cuarta vez.

EL LITORAL
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario