Recapturaron a correntino que fugó de una comisaría en Chaco

Se trata de un hombre de alias “Oreja”. Lo habían detenido en septiembre en un allanamiento en la ciudad de Corrientes acusado de un robo en Resistencia. En octubre huyó de una dependencia policial de Puerto Tirol. Ayer cayó en cinematográfica persecución.



Un presunto delincuente oriundo de Corrientes fue recapturado en la provincia de Entre Ríos luego de permanecer poco más de dos meses en calidad de prófugo, a partir de su fuga de una comisaría de la provincia de Chaco en la que estaba preso acusado de un robo.
Se trata de Daniel Allende, de 31 años, alias “Oreja”, a quien efectivos dependientes de la División Homicidio y Capturas de la Policía chaqueña apresaron en medio de una cinematográfica persecución.
“Oreja” era buscado desde el martes 12 de octubre, cuando huyó de una dependencia policial de la localidad de Puerto Tirol junto a otros dos internos con los que limó algunos barrotes de una celda.
El supuesto malviviente correntino había sido detenido en el mes de septiembre (precisamente el 11 de septiembre) durante un allanamiento a su vivienda de nuestra capital. Está acusado de cometer la sustracción de alhajas, dólares y demás bienes del interior de un departamento situado en la ciudad de Resistencia, capital de Chaco, registrado el 17 de julio.
Información conocida por diario época indica que ayer los efectivos de la Policía chaqueña, al cabo de seguimientos, rastreos y otros procedimientos dieron con el fugitivo en la terminal de ómnibus de la localidad de Chajarí, en el Norte entrerriano.
Allende, según se desprende de la pesquisa, esperaba la llegada de su mujer que viajaba en un micro desde Corrientes.
Los detectives que estaban vestidos de civil, al constatar la presencia del evadido, decidieron proceder a su detención. De esa manera se produjo un incidente grave puesto que “Oreja”, al verse descubierto, puso en marcha un automóvil Chevrolet Astra y huyó a alta velocidad, indicaron las fuentes.
Dos de los efectivos fueron embestidos y sufrieron lesiones leves. A los pocos segundos iniciaba una persecución a la que se sumaron integrantes de la Policía entrerriana.
Después de algunas cuadras el prófugo descendió del auto e intentó continuar a pie. Pero lo redujeron a poca distancia.
Así concluyó su largo derrotero al margen de la Ley, el cual incluso lo habría llevado a estar refugiado algunos días primero en la ciudad de Corrientes y más tarde en alguna parte de la localidad de Alta Gracia, Córdoba, antes de recalar en Chajarí.
época
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario