Prefieren el sambódromo de Encarnación al Cocomarola

En común de acuerdo, dirigentes y empresa organizadora decidieron eliminar los shows de comparsas. Si bien desde las entidades lo niegan, allegados a las comparsas lo confirman. La Municipalidad asegura que aún no recibió ningún comunicado oficial.

“Por la plata baila Momo”, al parecer sólo por eso. Ya ni siquiera la pasión, el honor o el respeto por una de las expresiones culturales más importantes de Corrientes como los Shows de Comparsas -que no pertenece a nadie, si al pueblo correntino- y que el sola expresión de decir que no lo realizarán “porque sale caro” merece el repudio de la sociedad.

La vergonzosa decisión demuestra la irresponsabilidad de quienes aceptaron matar “por única vez” a este espectáculo que distingue de otros carnavales a Corrientes. Desidia representada en Fénix Entertaiment Group a cargo de la organización y los dirigentes que sin capacidad ni idoneidad para resolver situaciones, prefieren cortar por lo fino y eliminar de un plumazo una distinguida vidriera artística y cultural, donde se puede apreciar en detalles el trabajo que con mucho esfuerzo realizan los comparseros.



Pero lo más aberrante de todo, es la decisión de no hacer los Shows de Comparsas, “por el cansancio y el degaste que generará la participación en el carnaval de Encarnación”, según expresó un integrante de la comisión de Sapucay que solicitó reservar su identidad. Claramente ninguno de los que decidieron eliminar esta genuina expresión cultural, se animará a ponerlo a la luz.

Los Shows de Comparsas fueron establecidos por la resolución N°234 el 10 de febrero de 2016 por la Municipalidad de Corrientes para los días 8, 15 y 22 de febrero, con la intención de “anticipar con suficiente antelación la realización de tan importante evento”. Pero, según los propios protagonistas, la caprichosa decisión de no realizar la denominada “teatralización de Momo” responde directamente a que se superponen con los desfiles del Carnaval de Encarnación.

Tal como lo anunció la referente local de Fénix y parte de la organización de los carnavales de Corrrientes y Encarnación Graciela Borré, “comparsas de Corrientes participarán de los desfiles en el Carnaval de Encarnación”. Sea verdad o simple especulación, no podemos dar por cierto nada hasta que lo confirme la propia empresa Fénix. Por lo demás, que las comparsas, que recibirán un cachet cercano a los $2 millones no pueden aducir ni que se trata de un “carnaval de emergencia” ni mucho menos que no les alcanza para los shows.

*

¿Qué pasa con la licitación?

Pero hasta acá son simples suposiciones, no así el compromiso legal que tiene Fénix, al aceptar las condiciones de la licitación otorgada en junio para “hacerse cargo del carnaval”, no sólo con la Municipalidad capitalina sino con todo el pueblo correntino. En primera medida, la Municipalidad debería haber constatado si la empresa Fénix tenía la solvencia suficiente para hacerse cargo de cuatro ediciones más del Carnaval de manera integral (desfiles y shows hasta el 2020 inclusive).

Luego, la propia empresa Fénix tiene la obligación de confeccionar el Proyecto de Desarrollo Anual (PDA, una suerte de diagramación detallada del carnaval) donde incorpora la realización de los Shows de Comparsas en tiempo y forma.

Sin embargo, no fue hasta hace días atrás, donde este medio puso en evidencia las intenciones de la empresa Fénix y de los dirigentes de carnaval quienes declararon una insólitamente “Carnaval de emergencia” (¿por qué la empresa no es solvente, o por la incapacidad de los dirigentes?), algo que no está claro aún. El viernes pasado la propia vice Intendente Any Pereyra expresó en declaraciones a radio Sudamericana “que no fueron comunicados de esta decisión” y además dejó en claro que la Municipalidad, sin ser su obligación, siempre estuvo predispuesta a colaborar en la realización del evento. Lo cual es cierto.

Ediciones anteriores, la Municipalidad adquirió la totalidad de las entradas para los shows de comparsas (2015-2016), luego distribuida de manera gratuita. Una decisión muy cuestionada, ya que favorecía de manera sospechosa a la empresa organizadora. Y el sólo hecho de pensar que una empresa privada organice el espectáculo con plata del estado para beneficio propio hace mucho ruido. “Así cualquiera organiza el carnaval”, dijo un comparsero en un programa radial de la siesta.

Y efectivamente, la infame empresa organizadora (una de las más importantes de América Latina) siga pretendiendo “subsidios” del estado, (Nación, provincia y municipio) para organizar el carnaval. Solo basta recordar que Nación otorgaba sumas millonarias en concepto del programa

“Carnaval Federal de la alegría”, los aportes de la provincia (carros de sonido principalmente y colaboración para la instalación de las tribunas), personal de seguridad, ambulancias, entre otros, más las bondades de la Municipalidad capitalina.

Con todo esto, y sin siquiera instalar “un foco en el corsódromo”, la empresa Fénix con complicidad de los dirigentes siguen dañando a discreción la expresión genuina del carnaval correntino.

************************************
Comparseros en alerta

Desde la Asociación de Comparseros y amigos del carnaval, expresaron su rechazo a la postura adoptada de no realizar los “Shows de comparsas”. “Bregamos por la expresión cultural de nuestro carnaval”, expresaron.

“Estamos involucrados en defender los intereses culturales de esta localidad, los que se ven seriamente afectados y dañados por la imprevisibilidad de una Organización del Carnaval, que ante trascendidos públicos y el silencio de la misma, ponen en peligro la realización de los shows de comparsas”, dijeron en un comunicado.

“Corrientes es el único lugar en el mundo, donde las comparsas, dramatizan y personifican, a través de sus recursos humanos y técnicos, en un escenario preparado para tal fin”, dijeron y agregaron “prescindir de ella, es prescindir del corazón del carnaval correntino, llevando cada vez más a un lugar sin retorno cultural”.

En este contexto aclararon que no están en contra de ninguna empresa ni de los dirigentes, pero aseguran que trabajan para defender los intereses culturales del carnaval, buscando jerarquizar la fiesta carnestolenda.

“Manifestamos nuestro rechazo y repudiamos el “ajuste” que se le pretende realizar a la fiesta. Ajuste, que carece de ningún sentido ni fundamentación, ya que al mes de Junio del corriente, cuando la empresa Fenix Enterteinment Group, solicita la continuidad de la licitación de los carnavales, la situación del país ameritaba preveer ciertas contingencias como una inflación interanual del 40% aproximadamente. Consideramos que la falta de previsión de las estimaciones presupuestarias de esta empresa, no la tenemos que pagar los comparseros ni la cultura correntina. El riesgo empresarial, es de quien, desee llevar adelante un negocio, de manera libre y consentida, asumiendo riesgos, ganancias y pérdidas. Es injusto castigar a todo un pueblo por los deficientes cálculos y falta de previsión de la organizadora.

La no realización de shows, aparte de lo manifestado, implicaría grave violación a las obligaciones impuestas por ordenanzas y reglamentos relacionados con el desenvolvimiento y realización de los carnavales”, expresaron en un extenso comunicado emitido a los medios.

época
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario