Perdió un dedo como consecuencia del mal uso de fuegos artificiales

Desde el centro asistencial de la capital aseguran que es una constante en esta época del año. De lo que dejó la Navidad informaron que no hay muchos heridos por pirotecnia. “De los dos lesionados que tenemos uno perdió el dedo”, dijo una de las médicas de guardia.



Una atrac­ción pe­li­gro­sa. Mu­chos ni­ños es­pe­ran las fies­tas de fin de año pa­ra dis­fru­tar de la fa­mi­lia y ami­gos. Pe­ro sin du­das que uno de los mo­men­tos es­pe­ra­dos es la pre­via a la No­che­bue­na. An­tes de las 12 y lue­go de brin­dis ni­ños, ado­les­cen­tes y adul­tos en­cien­den pi­ro­tec­nia de dis­tin­tas po­ten­cias sin me­diar la pe­li­gro­si­dad de esos pro­duc­tos.
épo­ca re­co­rrió al­gu­nos hos­pi­ta­les de la ciu­dad de Co­rrien­tes pa­ra ve­ri­fi­car el cua­dro de si­tua­ción re­la­cio­na­do a los fes­te­jos de la Na­vi­dad.
Co­mo to­dos los años, el Hos­pi­tal Juan Pa­blo II es uno de los que más per­so­nas re­ci­ben por con­se­cuen­cia de las he­ri­das que pro­vo­can los fue­gos de ar­ti­fi­cio.
De acuer­do a la in­for­ma­ción brin­da­da por la mé­di­cas de guar­dia de es­te cen­tro de sa­lud, se aten­die­ron dos ca­sos con le­sio­nes gra­ves.
El más com­ple­jo es de un ni­ño de 8 años que ma­ni­pu­la­ba pi­ro­tec­nia y ter­mi­nó con el es­ta­lli­do en el de­do ín­di­ce de la ma­no iz­quier­da.
“Mi tur­no co­men­zó a las 8 y se ex­tien­de has­ta las 20 de hoy -­por ayer-­. Des­de que co­men­cé mi tra­ba­jo re­ci­bi­mos a dos ne­nes le­sio­na­dos por pi­ro­tec­nia. El más gra­ve es el de un ni­ño de 8 años que per­dió la fa­lan­ge del de­do ín­di­ce. La le­sión fue pro­vo­ca­do por el uso de pi­ro­tec­nia”, di­jo a épo­ca Na­za­ret Es­qui­vel, una de las mé­di­cas de guar­dia del Pe­diá­tri­co. El otro ca­so es de un ni­ño de 7 años que tu­vo que­ma­du­ras en una de sus ma­nos. Se­gún in­for­mó Lu­cre­cia Lin­de­mann, otra de las mé­di­cas de guar­dia, en es­te in­ci­den­te se de­tec­tó res­to de pól­vo­ra en sus ma­nos. “Mu­chas ve­ces los chi­cos ma­ni­pu­lan la pi­ro­tec­nia sin me­dir la gra­ve­dad”, apun­tó la pro­fe­sio­nal.

Epoca
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario