Operativo antidrogas de la Policía de Santa Fe desató un fuerte conflicto institucional



1/1


OPERATIVO. Los efectivos custodian con celoso proceder los lugares allanados.


Un total de 16 jóvenes que estaban en la costanera Sur de Corrientes fueron subidos a una combi y llevados a Goya en carácter de testigos. Derivó en la denuncia de familiares de los “testigos” por “privación ilegítima de la libertad”. Intervino la Fiscalía de Goya y hasta el propio gobernador Colombi.



Las primeras luces del amanecer de ayer fueron el disparador de un inconmensurable conflicto institucional entre Corrientes y Santa Fe. Todo comenzó cuando policías de la vecina provincia comenzaron a pedir documentos a quienes se encontraban en la costanera Sur. “Los que son mayores de edad se quedan y los menores se van”. Esa era la orden.
Fueron en total 16 los chicos que fueron invitados a subir a una combi que los trasladó hasta Goya. Los jóvenes no entendían la situación de fondo, más allá del protocolo. Comenzaron enviar mensajes de texto a sus familiares y contarles lo que les estaba pasando.
La situación era extraña porque nadie les quitó el celular y por otro lado su familia tampoco comprendía por qué eran llevados a una ciudad que queda a más de 200 kilómetros de la Capital.
Entre los “testigos” había gente que en ese momento salía de trabajar, otros que andaban de paseo por la zona, pero el factor común era el desconcierto.
En medio de los acontecimientos, los familiares empezaron a movilizarse en Corrientes y buscaron el amparo de la Justicia.
Fue entonces que surgieron las primeras repercusiones. La incertidumbre llevó a que algunos padres acudieran a la Fiscalía de Instrucción de Corrientes a radicar denuncias por “privación ilegítima de la libertad”.
Entretanto, el hecho fue creciendo como una bola de nieve que cae desde la cumbre de una montaña.
El Fiscal goyano Guillemo Barry fue uno de los primeros en actuar. Cerca del mediodía declaró ante el portal Tngoya que “se suspenden los allanamientos en el cual fueron desafectados los testigos de 5 allanamientos. Ahora solo resta saber el relevamiento de los demás allanamientos que se estaban realizando”, y agregó que quedarán a la espera de si se realizan más denuncias.
Tanto el fiscal Barry como Patricio Palisa, ordenaron detención de José Moyano y Claudio López que son los jefes a cargo del operativo.
Esta decisión enardeció aun más los ánimos.

Respuesta
Desde la vecina provincia de Santa Fe, el Subsecretario de Inteligencia en Investigación Criminal, Rolando Galfrascoli, admitió ante el portal santafesino Reconquistahoy que “hay crisis institucional importante porque no entendían, no comprendían y no aceptaron los correntinos que una fuerza de otra provincia los allane de esa manera”.
En declaraciones al mismo portal, el juez federal de Reconquista Aldo Alurralde sostuvo que el operativo se hizo de acuerdo con la ley vigente; que él dispuso los allanamientos y que además puso en conocimiento al juez federal de Corrientes Soto Dávila, quien tiene jurisdicción en Goya. También aclaró que no tiene por qué avisar sobre los procedimientos a ningún funcionario político ni a otras fuerzas de seguridad por razones para evitar que se filtre información sobre el operativo.

El Litoral
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario