Médicos de la provincia no cobran adicional de $1.200 desde 2012

Es no remunerativo y no bonificable. Fue creado por decreto. Ahora empe­zaron los reclamos, que serán admi­nistrativos y luego judiciales.

El Gobierno provincial lleva al menos ocho años sin pagar un ítem sala­rial a empleados de Salud Pública. Es un adicional no remunerativo y no bo­nificable destinado a dos categorías de agentes. La nomenclatura es 18-020 profesionales (médicos) y 19-020 (técnicos).

En la actualidad ese adi­cional es de $1.200 y figura­ba en los recibos de sueldo, dentro del ítem Asignación por Clase, que es el rubro de los médicos que prestan servicios en la órbita de Sa­lud Pública.

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de Corrientes (Asprosac), entidad que representa a los médicos que trabajan en hospitales y Centros de Atención Primaria de la Sa­lud (Caps), primero detectó la falta de pago de ese ítem y luego empezó el rastreo de la documentación: decretos y anexos para avanzar en los reclamos ante el Minis­terio de Salud Pública. “Es­tamos en una etapa inicial por ahora y por eso no que­remos dar muchos detalles. Estamos informando de este tema a los colegas en la asambleas que realiza­mos”, explicó a NORTE de Corrientes la médica María Simonit, secretaria gremial de la Asprosac. Justamente en la jornada de hoy se de­sarrollará una reunión en formato de asamblea en el hospital Vidal. Simonit fue la primera en hacer el re­clamo administrativo por la asignación no pagada, la presentación fue hecha en la cartera sanitaria adosada toda la documentación. El reclamo, además de pedir el pago inmediato, solicita el abono retroactivo del ítem más intereses.

Aún no hay un cálculo que se aproxime al volu­men de recursos que debe­rá hacer frente el Estado, si atiende el reclamo, el que por ahora es administra­tivo, pero de no tener res­puestas irá por la vía judi­cial.

Solamente en los cálcu­los actuales el adicional en cuestión debería ser de $2.400. Esto se basa en los aumentos que se registra­ron a lo largo de los últimos ocho años, incrementos sa­lariales que alcanzaron un 400% al salario básico de un médico que presta servi­cio en un hospital.

Pero el resto de los ítems, en este caso uno que es no bonificable y no remunera­tivo, no tuvo modificacio­nes. “Siempre aumentan el básico porque es lo que dispara el resto del salario, pero en adicionales como éstos no, porque son no re­munerativos y no bonifica­bles”, explicó Simonit.

La Asprosac es la entidad que profundizó los recla­mos del sector médico ante las autoridades sanitarias y del Poder Ejecutivo a lo lar­go de este año. Llegó inclu­so a presentar una denun­cia penal contra el ministro del área, Ricardo Cardozo, y el gobernador Ricardo Co­lombi.

Esa presentación penal que fue desestimada en menos de 24 horas por la Fiscalía Nº 2, fue justamen­te por el pago irregular de adicionales a directores de hospitales. En algunos ca­sos superaban los $50 mil mensuales.s

Tribunal de Cuentas pidió un refuerzo presupuestario

El fin de año sorprendió a la mayoría de los estamen­tos provinciales con sus arcas vacías, que tuvieron que apelar a la modalidad de “refuerzo presupuestario”, algo prácticamente sistematizado en la administración correntina. Los cálculos presupuestarios no alcanzaron, la explicación radica en la inflación que encarece pro­ductos y servicios.

El decreto Nº 2.480 fechado el 26 de septiembre, ha­bilitó una partida de $200 mil requerida por el Tribunal de Cuentas, organismo autárquico encargado de contro­lar las cuentas estatales. En los fundamentos del decre­to que recién fue incluido en el Boletín Oficial el mar­tes 13 de noviembre, se explicó que los recursos fueron pedidos debido “a la implementación de controles ex­ternos a municipios”. El Tribunal de Cuentas es el ente autárquico encargado de revisar cómo realiza los gastos de presupuesto el Poder Ejecutivo, y revisa las llamadas Cuentas de Inversión.

Norte

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario