Esperan playas colmadas durante Navidad: sumarán guardavidas y ampliarán controles




La Comuna ultima detalles para recibir a miles de personas en la Arazaty, Islas Malvinas y otros balnearios de la ciudad. Como ya es costumbre, se prevé que el sol y el río sean una de las opciones más elegidas para pasar el día en Navidad y Año Nuevo.



Las playas representan una de las opciones más atractivas a la hora de definir los planes para un fin de semana recreativo. Así viene siendo desde la habilitación de las distintas zonas costeras, desde el mediodía y primeras horas de la siesta. Además de esta cuestión, en la ciudad muchos mantienen la costumbre de asistir a los balnearios en Navidad a disfrutar con familiares y amigos del sol y el agua.
Por esta situación, sumada a las altas temperaturas que hubo en los últimos días y que se prevén para lo que viene, se espera una importante afluencia de personas en las playas capitalinas. Tal como sucede cada año, existe una importante concurrencia a las distintas zonas habilitadas como la Arazaty, Islas Malvinas I y II y Molina Punta, entre otras.
Ante este panorama que es habitual cada Navidad, desde el Municipio preparan controles especiales para responder a la demanda de los bañistas. Sobre esta cuestión, el subsecretario de Turismo, Cultura y Grandes Eventos, Miguel Cabrera contó a El Litoral que “sabemos que las playas van a estar repletas de gente el 25 y va a ser casi igual el 1 de enero”.
Los servicios que brinda habitualmente el Municipio en la zona de balnearios seguirán funcionando, pero aclararon que se intensificarán algunas tareas para garantizar seguridad a los bañistas y prevenir posibles inconvenientes.
En este sentido, Cabrera indicó que “para estas fechas especiales aumentamos la cantidad de personal que trabaja en las playas”. Asimismo, agregó que “todos los años reforzamos los controles y ya estamos preparados”.
De esta manera, desde Turismo comentaron que habrá más guardavidas y también ampliarán el servicio del personal de Guardia Urbana. Así, buscan asegurar la integridad física de las personas que ingresan al Paraná y además hacer hincapié en la prohibición de ingresar con bebidas alcohólicas y botellas de vidrio.
Entonces, habrá algunas modificaciones en los turnos de trabajo del personal que se desempeña en las distintas playas de la ciudad y alrededores, para brindar su servicio sobre todo mañana y el 1 de enero que serán los días de mayor concurrencia.
Asimismo, desde el área comunal esperan que el primer día de 2017 marque el comienzo de la etapa de mayor actividad y movimiento en las playas, recibiendo turistas aparte de los correntinos.
El Litoral
Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario