Aconsejan no usar pirotecnia para evitar quemaduras en niños


En los últimos años bajaron los números de ingresos de heridos por cohetes en el Hospital Juan Pablo II. Especialistas brindan consejos.



En el marco de las fiestas de fin de año los cohetes vuelven a ser un pedido reiterado de los niños. Consultados por este medio, especialistas en la materia destacan la importancia de evitar que los más pequeños manipulen elementos de pirotecnia, ya que aseguran que en los últimos años se advierte una merma en los casos de quemaduras y esperan que la tendencia continúe. Manos y rostro son los puntos más afectados con frecuencia cuando de lesiones por pirotecnia se trata. La especialista consultada por NORTE de Corrientes especificó que es vital que los menores no manipulen cohetes y también que se encuentren lejos del lugar donde lo hacen los adultos. “Las quemaduras que produce un elemento explosivo suelen ser graves y se dan en su mayoría en las manos y en los ojos o rostro”, especificaron desde el área del quemado del Hospital Pediátrico. Destacaron que lo primero que se debe hacer en caso de un accidente, es liberar la zona afectada, siempre que no tenga ropa adherida, y luego colocar la quemadura bajo el grifo de agua. “Hay pasos que se deben hacer de forma inmediata y entre ellos se destaca que la quemadura sea colocada debajo del agua natural, no fría. Es muy común que las familias coloquen pasta dental en la zona afectada, esa es una maniobra popularizada pero que no sirve, luego de colocar bajo el agua que ayuda a limpiar y calmar el dolor, se debe envolver al niño en una sábana o toalla limpia y de allí llevarlo a la sala de urgencia para que sea atendido”, remarcó la jefa del servicio. En cuanto a la gravedad de las quemaduras remarcan que los cohetes en su mayoría producen lesiones profundas las cuales en su mayoría necesitan injerto de piel y hasta amputaciones. “El consejo de todos los años es que pasemos las fiestas en paz, el uso de pirotecnia es un peligro latente, hemos tenido casos de niños que sufrieron quemaduras por tener el cohete en el bolsillo y debido al calor explotó”, especificó la especialista. Los riesgos son altos y las consecuencias de una quemadura de pirotecnia acarrea problemas de por vida sobre todo en niños. s

Compartir en Google Plus

0 comentarios :

Publicar un comentario